¿Hasta donde llegará el precio de la gasolina?

Como si estuviéramos viviendo de nuevo la misma pesadilla del año pasado, el precio de la gasolina esta subiendo rápidamente. Desde enero el precio de un galón de “regular” ha subido 40 centavos. Y como si eso no fuera suficiente pues se espera que el precio de un galón supere los $3.00 dentro de pocas semanas.

Hay expertos que esperan que no pare ahí y siga hasta $3.50 o más.

¿Por qué esta pasando esto?

El precio que nosotros los consumidores pagamos por la gasolina esta compuesto de 4 elementos:

Petróleo.


El petróleo es la materia prima de la cual se hace la gasolina y su costo representa alrededor de la mitad del precio del galón. Actualmente el petróleo esta cotizando a mas de $70 el barril. Hace 3 años estuvo a $28, representando un incremento de más de 150 por ciento en ese corto plazo. El petróleo esta tan caro por dos motivos claves.

Primero, la gran mayoría del petróleo esta ubicado en países con muchos problemas políticos como Arabia Saudita, Nigeria y Venezuela. Esta inestabilidad sube el precio porque las empresas que compran el petróleo no saben si de repente uno de esos países se encontrara incapacitado para seguir extrayendo petróleo. El segundo motivo – y en realidad el principal – es la demanda enorme que existe. Alrededor del mundo se producen aproximadamente 84 millones de barriles de petróleo AL DIA.

¿Cuánto consume el mundo?

La misma cantidad. O sea estamos produciendo justamente lo que se consume. No hay margen. Mientras que las economías de países como India y China crecen, su demanda para el petróleo también crece y cuando la demanda sube sin que haya un incremento en la producción, el precio sube.

Impuestos.


Cada galón de gasolina incluye en el precio impuestos federales, estatales y muchas veces locales. En total estos impuestos le añaden entre 26 y 54 centavos al precio del galón.

¡Es bastante!

Procesamiento.


Para convertir el petróleo en gasolina, hay que refinarlo en plantas especiales que cuestan miles de millones de dólares construir. Actualmente estas refinerías están produciendo alrededor de 8 millones de barriles de gasolina a la semana. Estas plantas operan a casi su limite máximo, o sea en semanas que hay mucha demanda, simplemente no basta lo gasolina que producen.

Lamentablemente no se están construyendo más refinerías, algo que necesitamos desesperadamente.

Distribución y mercadotecnia.


El ultimo componente del precio esta compuesto del costo de llevar la gasolina desde la refinería hasta la gasolinera, y una vez ahí el costo de operar la estación y vender la gasolina. Esto solo representa un 12 por ciento del precio final.

En marzo de 1981 el precio de un galón de gasolina llego a un nivel jamás visto. El precio promedio en EEUU por un galón de gasolina “regular” costó el equivalente de $3.06. Cuando el huracán Katrina pasó por el golfo de México y causo extensos daños en septiembre de 2005, el precio promedio de un galón llegó a $3.01.

Existe una gran probabilidad de que en las próximas semanas logremos un nuevo record. Por todos los factores que presenté en la última columna, no debemos sorprendernos si este verano vemos precios promedios alrededor de $3.25 o $3.50. Y ojo, como estos son precios promedios, quiere decir que en muchas estaciones cobraran precios aun más altos.

Una familia que maneja 1,000 millas mensuales tiene que gastarse en promedio $5 más al mes por cada incremento de 10 centavos en el precio del galón. Con el incremento de $1 desde comienzos del 2005 pues las familias están gastando $50 adicionales cada mes.

¿Qué se puede hacer?

En realidad la solución esta en consumir menos gasolina y comprar de estaciones con precios mas bajos.

¿Cómo hacerlo?

Aquí presento unas ideas comprobadas:

Aproveche el Internet.


Sitios como www.gasbuddy.com, www.gaspricewatch.com y www.galgadegasolina.com le dan información actualizada sobre el precio en su pueblo. Los precios pueden variar hasta 10 centavos por galón o más entre estaciones en la misma cuadra. Visite estos sitios antes de salir a llenar el tanque para asegurar que no este pagando demasiado.

Tómelo con calma.


Cuando uno maneja de manera agresiva (acelerando mucho, frenando de repente, etc.) consume 33 por ciento más gasolina. Dejando de hacer esto le puede ahorrar el equivalente de 92 centavos por galón.

No exceda la velocidad máxima.


Aunque cada vehiculo es diferente, en general, todos consumen mucha mas gasolina a velocidades por encima de 60 millas por hora. Por cada 5 millas por hora que una va por encima de 60 le cuesta el equivalente de 19 centavos por galón.

Elimine el peso en exceso.


¡Los autos no son mini-almacenes! Saque todo lo que no sea necesario de la cajuela. Eliminado 100 libras del auto puede ahorrarle el equivalente de 6 centavos por galón.

Tomando en cuenta estos consejos consumirá menos gasolina y se ahorrará el equivalente de casi $1.50 por galón. Esos ahorros compensan por completo el aumento en los precios. ¿No me cree? ¡Inténtelo un mes para que vea y escríbame con los resultados!

¡Tampoco lo creía hasta que lo hice!

Al fin y al cabo, todavía estamos en ventaja, si nos comparamos con varias ciudades Europeas – como Ámsterdam – donde el precio del equivalente de un galón supera los $7.