¿Valen la pena las garantías adicionales?

Cuando uno compra un equipo electrónico o electrodoméstico, el fabricante típicamente ofrece una garantía contra defectos por un 1 o 2 años. Si el equipo deja de funcionar durante este plazo tenemos el derecho de reclamar que lo arreglen o que nos entreguen uno nuevo. Pero una vez que el plazo termina, ya no tenemos derecho de reclamar nada.

También, si el equipo deja de funcionar durante el plazo por alguna razón no considerada un “defecto” por el fabricante, tampoco podemos reclamar.

Para aumentar a esta “garantía limitada del fabricante”, las tiendas nos ofrecen un “Extended Warranty o garantía adicional. Esto es un contrato que nos permite extender el plazo que el equipo esta protegido contra defectos y ciertos daños.

También cubre el costo de reparar (o reemplazar) equipos dañados por otras razones no incluidas en la garantía del fabricante. Estas garantías adicionales no son baratas ya que pueden costar el equivalente del 20 o 30 por ciento del costo del equipo. Mientras mas tiempo uno desea cobertura (3 años, 5 años, etc.) mas caro sale la garantía.

A pesar de que esto suena como algo bueno, en la mayoría de los casos el único que se beneficia es la tienda porque estas garantías son más rentables que los equipos que venden.

Antes de comprar:

Consulte al banco que emite su tarjeta de crédito.


Muchas tarjetas automáticamente duplican la cobertura del fabricante sin costo alguno si compra el equipo con la tarjeta.

Negocie el precio.


No debe pagar más del 15 o 20 por ciento del costo del equipo por la garantía adicional. El precio cotizado se puede negociar, así que no le de pena hacerlo

Confirme la fecha de comienzo.


Muchas comienzan desde la fecha de compra, no cuando se acaba la garantía del fabricante. Si es así, esta desperdiciando ese plazo inicial porque ya esta cubierto por el fabricante. Esto solo tiene sentido cuando el plan cubre algún defecto que el fabricante no cubre.

Evalúe el equipo.


Algunos equipos casi nunca se rompen mientras que otro si. Solo el 5 por ciento de televisiones estándares de 25 pulgadas necesitan arreglos durante los primeros 3 años. No vale la pena en este caso comprar un plan. Pero para computadoras, es el 37 por ciento.

En este caso si vale la pena comprar el plan. (Para una lista de equipos y sus porcentajes, mande un email).

Evalúe el costo de arreglar.


Para ciertos equipos, el costo de repararlo es igual o menos al costo de la garantía adicional. Este es el caso del as televisiones de proyección.

Mejor correr el riesgo de repararlo ya que solo 14 por ciento lo van a necesitar.