Cómo maximizar el uso del espacio de tu tienda

Si conseguir nuevos clientes se ha dificultado este año por la economía, existen otras medidas que sirven para incrementar las ventas. Venderles más a los clientes existentes es otra forma de lograr esta meta. Muchas tiendas han podido hacer esto siendo creativos con el espacio disponible.

Tú también puedes hacerlo siguiendo los siguientes consejos:

Usa un diseño estándar.

Si no tienes un presupuesto para contratar a un consultor especializado en espacios, puedes usar uno de los dos diseños estándares para las tiendas, que resultan ser la mejor opción para la gran mayoría de minoristas.

El primero aprovecha las paredes y los estantes para crear espacios dedicados a diversas mercancías. Es ideal para espacios pequeños.

El segundo  usa una forma diagonal que es ideal para tiendas que no ofrecen ayuda al cliente. Da alta visibilidad a la mercancía desde la caja y la entrada de la tienda y maximiza el acceso a la mercancía mientras el comprador camina por la tienda.

Deja un espacio en la entrada.

Aprovecha el lado derecho. Numerosos estudios demuestran que la mayoría de los consumidores, al entrar a una tienda, giran hacia la derecha. Debes usar ese lado de la tienda para los productos que más quieres vender.

Considera el uso de estantes de alta densidad.

Estos sistemas fueron diseñados originalmente para el uso en consultorios médicos donde hay poco espacio y necesitan tener miles de expedientes de pacientes disponibles al instante. Hoy en día existen versiones para minoristas que les permiten incrementar y rotar el inventario a la venta sin tener que alquilar más espacio.

Observa a tus clientes cuidadosamente.

Muchos minoristas usan encuestas para determinar cuál es la mejor forma de organizar el espacio y así vender más. Pero los consumidores no siempre contestan honestamente. A veces no se dan cuenta de lo que realmente hacen. Otras veces sólo quieren terminar de contestar para seguir con sus quehaceres. La mejor opción es observar cuidadosamente cómo se mueven los clientes por la tienda, dónde paran y qué ignoran.

Usa las medidas correctas.

Para determinar si estas tácticas funcionan, tienes que dividir la tienda en secciones. Mide la cantidad de pies cuadrados de cada sección y marca las ventas generadas en ella. Con estos datos, puedes calcular las ventas por pie cuadrado de cada sección.

Con el transcurso del tiempo, puedes comparar cómo las ventas por pie cuadrado en cada sección mejoran (o empeoran) con los cambios que pones en marcha.

Otra medida clave es la rotación del inventario (inventory turnover), que se refiere al tiempo que se tarda en vender algo.

Cuanto más tiempo toma vender un producto, más costoso se vuelve, porque te quita la oportunidad de vender otra cosa durante el tiempo adicional que está en el estante. La meta es maximizar el espacio de la tienda dedicado a productos de alto margen que ocupan poco espacio y se venden rápido, y minimizar el espacio dedicado a productos de bajo margen que ocupan mucho espacio y que tardan en venderse.

Finalmente recomiendo que todo minorista lea el libro “Por qué compramos” escrito por Paco Underhill, fundador de Envirosell y experto en cómo optimizar el espacio de las tiendas. Es excelente.

No Responses to “Cómo maximizar el uso del espacio de tu tienda”