Contador sé analítico: parte V

Permítanme contarles una anécdota acaecidas en los años setenta, cuando trabajaba como auditor interno en una empresa transnacional que vendía productos masivos a nivel nacional, en sorpresiva visita a una de sus oficinas regionales, ubicadas a unos 350 kilómetros al sur de Lima, en un alto a mis recorridos en la zona “confirmando saldos” con nuestros clientes, ubiqué en un pueblito apartado y con sol implacable un pequeño restaurante donde preparaban comida como “hecho en casa”. Su interior un tanto oscuro y sin comensales a la vista procedí a sentarme. Fue entonces que descubrí frente a mi un letrero colgado en la pared, con marco intrascendente y de autor anónimo, cuyo contenido me impactó sobremanera: “No sabia que era imposible..…..y lo hizo” lectura que se me grabó en la mente y cobra vigencia hoy

Colegas ahora que nuestra profesión está muy venida a menos, con escándalos contables-financieros que involucran a contadores y firmas auditoras de prestigio internacional, es hora de levantar nuestra moral y llevar adelante un plan de acción, a fin de recobrar nuestra credibilidad. Por ello debemos ser analíticos y añadirle a nuestro intelecto una dosis de sentido común y una pizca de imaginación y con ello lograrás ver lo que otros a pesar de que lo miran.….no lo ven.

En el intento serás el primer sorprendido por no haberte dado cuenta antes y descubrirás una luz en el camino que te llevará a razonar con fundados criterios contables, que el problema de la deuda externa, actualmente entrampada y de solución sumamente difícil ¡Es posible sanearla!

Colega, si con tu valiosa experiencia profesional y vasto conocimiento contable, dedicaras parte de tu valioso tiempo en analizar la deuda externa en simples Cuentas T, es posible que como jugando coincidas conmigo al encontrar un mecanismo contable que resuelve el problema de la deuda externa y con ello, encumbrar nuestra profesión. Tendríamos en nuestras manos la oportunidad de aportar a nuestros líderes la herramienta que tanto buscan para resolver la deuda externa.

Artículo de referencia:

“Deuda externa: contadores públicos los grandes protagonista: parte IV”