La ciencia y el arte detrás de las ventas

Cada semana en EE.UU. miles de nuevos negocios abren sus puertas. Los motivos por los cuales uno abre un negocio varían pero la meta es la misma: ¡vender! Y eso no es tan fácil como muchos creen. Efectuar una venta -especialmente la primera venta– requiere mucho tiempo y paciencia. Los compradores están saturados de anuncios, promociones y ofertas. Según un estudio realizado por el Advertising Media Internet Center (AMIC), cada día, una persona ve aproximadamente 245 anuncios.

¿Cómo te puedes destacar?

El éxito está en entender qué es lo que realmente compra un cliente cuando gasta dinero.

Más allá del producto o servicio que vendes, los clientes están comprando el beneficio que ellos perciben que tu producto o servicio les va a generar. Por bueno que sea, si no genera un beneficio a los ojos del comprador, es difícil tener éxito vendiendo. Muchas veces el dueño del negocio se frustra o hasta se enoja con sus clientes porque no entiende cómo es que no ven lo bueno que es su producto o servicio. Pero en vez de frustrarte, debes pensar en cómo puedes vincular lo que vendes a por lo menos uno de los siguientes beneficios.

Hay 4 beneficios percibidos que nunca dejan de vender

El beneficio de ahorrar tiempo

El tiempo es lo más valioso que uno tiene. Es lo único que es imposible de recuperar. Por eso los consumidores, empresarios y profesionales valoran los productos y servicios que creen que les van a ahorrar tiempo. Algunas veces sólo la percepción (aunque no sea la realidad) de que funciona es suficiente para estimular las ventas.

El beneficio de ahorrar (o generar) dinero

Nunca está mal ahorrar dinero o generar un ingreso adicional. Esto es más cierto que nunca dada la crisis financiera y la recesión económica. ¿Cómo tu producto o servicio puede servirles a los clientes para que puedan ver un beneficio monetario? Esto se puede aplicar a una gran variedad de cosas.

El beneficio de evitar frustraciones

La vida moderna conlleva muchas presiones y un alto nivel de estrés. Las responsabilidades personales, familiares, laborales y sociales no se pueden cuadrar en su totalidad y siempre te encuentras con alguien que no está satisfecho con tus esfuerzos. Esto causa mucha frustración. Algo tan sencillo como tener que esperar en fila 10 minutos para recoger ropa de la tintorería puede causar mucho estrés si tus hijos te esperan en la escuela e ibas a usar esos 10 minutos para depositar un dinero en el banco que justo iba a cubrir el gasto del alquiler que venció ayer. Y todo esto mientras que el jefe te busca en el móvil y por chat queriendo saber dónde estás.
Si lo que tú ofreces puede aliviar el estrés del consumidor, esto es un gran beneficio para ellos.

El beneficio de sentirse bien

Este beneficio puede ser el más poderoso de todos aunque sea el menos tangible. Especialmente cuando hay problemas económicos, los consumidores buscan oportunidades para sentirse bien y distanciarse –aunque sea por un tiempo limitado– de las realidades de sus circunstancias. Las industrias de moda, belleza y entretenimiento son bien concientes de esto y por eso venden miles de millones de dólares al año.
Si eres empresario o estás pensando en tener tu propio negocio, toma 15 minutos para pensar sobre el producto y servicio para determinar cuáles de estos beneficios clave puedes vincular a lo que vendes.

2 Responses to “La ciencia y el arte detrás de las ventas”
  1. SANDRA GARCIA

    HOLA MIKE, QUIERO FELICITARLO POR SU PAGINA Y CONSEJOS QUE SON DE MUCHA UTILIDAD PARA NOSOTROS.
    QUISIERA QUE ME ACONSEJARA YO ACABO DE ABRIR UNA BOUTIQUE Y VA FINCIONANDO BIEN, PERO YO QUISIERA QUE DESPEGARA MEJOR, NO SE SI NECESITO MAS PUBLICIDAD, O UN GANCHO PARA QUE VENGAN MAS CLIENTES…..POR FAVOR DEME UN CONSEJO…….GRACIAS.