Programa 7(a) del Small Business Administration se queda sin dinero

El Small Business Administration una vez más ha agotado todos los fondos disponibles para su programa de ayuda más popular para pequeños empresarios. Dueños de empresas que desean participar en el programa 7(a) están siendo puestos en una lista de espera.  Si el Congreso de Estados Unidos acepta un proyecto de ley actualmente siendo considerado que le da más fondos al programa 7(a), entonces aquellas empresas en la lista de espera tendrán acceso al programa. Sino, entonces tendrán que esperar hasta el año que viene y estar sujeto a los límites presupuestarios del programa.

¿De qué se trata el programa 7(a)?

El programa 7(a) es un programa de garantía de préstamos. Básicamente si un negocio va a un banco a pedirle un préstamo y no tiene las condiciones para ser aprobado, pueden acudir al programa 7(a).  Si el banco participa en el programa 7(a), entonces le envía la solicitud de préstamo al Small Business Administration.  Si los términos del préstamo, el banco y la empresa solicitando el dinero todos cumplen con los requisitos del SBA para el programa 7(a), entonces el SBA le da una garantía al banco por una parta del préstamo.  Esto quiere decir que si el prestador deja de pagar las cuotas del préstamo, el Small Business Administration le paga al banco una parte del dinero perdido.  De esta forma, el banco está más que bien aprobando el préstamo porque corre muy poco riesgo.

Si el prestador no paga, paga el gobierno.  Bajo el paquete de estímulo económico, el porcentaje que cubre el gobierno subió a 90%.  Es decir si el banco le presta $100,000 a una empresa y no pagan nada, el gobernó le escribe al banco un cheque por $90,000.  Como el banco solo está arriesgando $10,000 (pero están ganando intereses en $100,000) es un negocio muy rentable.

Lo bueno del programa 7(a) es su flexibilidad.  Los préstamos pueden ser para muchos usos diversos como para pagar gastos operativos,  comprar un almacén o hacer un arrendamiento de oficinas.  Los plazos varían entre 10 años y 25 años.

Esto le permite a empresas  tener acceso a capital para crecer.

¿Funcionaba el programa antes de ser suspendido?

El paquete de estímulo no solo aumento el porcentaje del préstamo cubierto por el gobierno, sino también redujo los honorarios relacionados con participar en el programa, haciéndolo mucho más atractivo para los bancos.  Más de 60,000 pequeñas empresas recibieron préstamos sumando a $27,500 millones.  Un total de 1,300 bancos que habían dejado de participar en el programa decidieron hacerlo de nuevo por motivo de estos beneficios nuevos.  Pero ahora que no hay fondos para estos beneficios adicionales, el programa 7(a) regresa a sus términos normales, algo no muy llamativo para los bancos.

Por ahora, hay que esperar y considerar otras fuentes de capital.  Si estás pensando abrir un negocio contando con un préstamo del gobierno, debes primero leer la guía Tu propio negocio en 5 pasos para considerar otras fuentes de capital.