Protege a tus empleados del calor y el sol

Este verano, protege a tus empleados que trabajen bajo el sol u otro tipo de condiciones calurosas.  Un empleado que padezca un ataque de calor (heat stroke), deshidratación o algún tipo de condición causada por la constante exposición al sol afecta no solamente en el aspecto humano -lo mas importante- sino también en lo económico.  (Imagina el tiempo perdido buscando a un reemplazo y luego entrenándolo para que cumpla la misma función, y luego tener que hacerlo de nuevo cada cierto tiempo).

Cómo proteger a tus empleados

Según la Administración de Seguridad y Salud Laboral (Occupational Safety & Health Administration, u OSHA), las temperaturas elevadas y la húmedad, el esfuerzo físico y la falta de agua pueden resultar en condiciones adversas a la salud.  Algunos de los síntomas de un ataque de calor pueden ser estar confundido, comportamiento irracional, inconsciencia, altas temperaturas corporales, y piel caliente y seca.

Protege a tus empleados del calor

La OSHA recomienda:

  • Acostumbrar a tus empleados a trabajar en condiciones calurosas mediante turnos cortos al principio, y extenderlos a medida que el trabajador se acostumbre.
  • Proveer líquidos a tus empleados para que se mantengan hidratados (sin alcohol ni cafeína, ya que son agentes que deshidratan). Díles también que tomen algo cada cierto tiempo, por ejemplo, cada 20 minutos.
  • Tratar de hacer que tus empleados trabajen en la sombra.
  • Aprovecha las horas menos calurosas para hacer la mayor parte del trabajo.
  • Dale tiempo de descansar a tus empleados en un lugar fresco.
  • No abuses a tus empleados y trata de darles relevo cada cierto tiempo.

Protege a tus empleados del sol

La OSHA recomienda

  • Haz que tus empleados se cubran con ropa ligera de manga larga (de colores claros si es posible).
  • Provee a tus empleados con bloqueador solar de factor protector de 30 o más.
  • Provee a tus empleados con un sombrero.  Los de ala ancha protegen no sólo el frente, sino también el cuello y las orejas.
  • Los rayos ultravioletas son más fuertes entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde.  Trata de organizar el trabajo antes o después de ese período si es posible.
  • Trata de que tus empleados usen lentes de sol.  Para que esto sera efectivo, los lentes deben bloquear entre 99 por ciento de los rayos ultravioleta o más.