Septiembre es el Mes de Concientización del Seguro de Vida: Comprar un seguro de vida debe estar entre las prioridades financieras de los Latinos

Septiembre es el Mes de Concientización del Seguro de Vida, por lo cual es el momento ideal para dedicar la tarde del sábado o domingo a reflexionar acerca de tu salud financiera. Tener buena salud financiera significa diferentes cosas para diferentes personas, pero casi todos están de acuerdo en que debe tener dos componentes principales: primero, tu estilo de vida debe corresponder a tus ingresos; y segundo, debes contar con todos los elementos que conforman un buen plan financiero. Estos elementos incluyen: ahorrar de manera regular, administrar la deuda de manera responsable, realizar inversiones prudentes, y por último, proteger a tu familia con seguros adecuados, especialmente el seguro de vida.

El seguro de vida es un elemento esencial de un buen plan financiero. Es la mejor manera de preparar y proteger a tu familia en caso que llegaras a sufrir una muerte prematura. Algunas familias hispanas piensan que para enfrentarse al shock de una muerte inesperada es suficiente tener una cuenta de ahorros y vivir dentro de sus posibilidades. Sin embargo, hoy en día el costo de un funeral puede fluctuar fácilmente entre los $6.000 y $10.000. Ese rango también resulta ser el promedio de los ahorros de una familia hispana típica. Lamentablemente, esto implica que la familia tendría que gastar todo su dinero solo en el pago del funeral.

¿Qué ocurre después del funeral? La familia tendría que comenzar nuevamente desde cero. Enfrentar un colapso financiero familiar al tener que lidiar con las cicatrices emocionales y psicológicas de una muerte,  se puede evitar fácilmente con la compra de una buena póliza de seguro de vida.

Al preparar un plan de finanzas para tu familia, tu prioridad debe ser considerar el peor escenario posible: la muerte de uno o ambos padres en la familia. Al igual que muchas personas, los hispanos no se sienten cómodos al hablar de la muerte, ¡especialmente si se trata de la propia! Pero, las personas mueren de manera inesperada todos los días y evitar el tema no hará que vivas más. Claro que es difícil pensar y hablar de este delicado tema, pero abordarlo es la única manera de garantizar que tu familia esté protegida.

Un estudio reciente llevado a cabo por la Fundación LIFE en colaboración con LIMRA muestra que muchos hispanos tienen otras prioridades financieras y prefieren utilizar el dinero en otra cosa, dejando de lado la compra de una póliza. Otros hispanos tienen pólizas muy reducidas que pagan una modesta suma de dinero por fallecimiento, dejando a sus familias con poca protección. Muchos Latinos perciben las primas de seguro de vida como un gasto,  sin tener en cuenta que existen muchos tipos diferentes de seguro de vida que les permitiría brindarle protección suficiente a sus familias por menos de lo que gastan en la factura de su teléfono celular.

Durante el Mes de Concientización del Seguro de Vida tómate un momento para pensar en tu salud financiera y haz un esfuerzo por solucionar los problemas que están bajo tu control. Comprar una buena póliza de seguro de vida que se ocupe de las necesidades de tu familia debe ser tu prioridad.  Si no estás protegiendo a tu familia, ¿por qué esperar? Comienza hoy al ponerte en contacto con un agente de seguros o investigar sobre el seguro de vida en Internet en CosasPasan.org.