Ten cautela con las devoluciones

Cada año millones de personas regresan a las tiendas después de las fiestas para cambiar un regalo por otro o devolver algo que compraron o recibieron que no les hace falta. Hasta hace unos años atrás, esto era un proceso simple: uno llevaba el ítem a la tienda, lo presentaba con (o hasta sin) el recibo comprobando la compra y recibía efectivo o un crédito.

Pero ya esos tiempos quedaron al olvido y todos tenemos que estar al tanto de las nuevas políticas sobre devoluciones que están tomando vigencia hoy en día. Las tiendas – especialmente las más grandes – han hecho mucho más difícil el proceso de devolver productos comprados y regalados.

¿Qué están haciendo?

Limitando devoluciones por cliente.


Las cadenas grandes como Wal*Mart, Home Depot, Barnes & Nobles, Sports Authority, KBToys y Staples han puesto en marcha sistemas para almacenar información sobre los clientes que piden devoluciones. Para devolver algo, típicamente le piden su licencia de conducir u otro documento y entran sus datos en el sistema.

Personas que devuelven algo a menudo, por ejemplo 3 devoluciones en 6 meses, pueden ser negadas el derecho de devolver algo en el futuro. Los detalles de los sistemas, como funcionan, y el criterio para ser negado en el futuro son todos secretos. Lo que si se sabe es que están vigilando.

Cobrando honorarios.


Tiendas de equipos electrónicos como BestBuy y Circuit City por años han cobrado un “restocking fee” que representa un honorario que el cliente paga por el “derecho” de devolver algo. Esto varía de unos cuantos dólares hasta 25 por ciento del precio de compra. Pero ahora, todos tipos de tiendas están cobrando esto.

Sears, por ejemplo, anuncio en octubre que comenzará a cobrar 15 por ciento por devolver compras de electrodomésticos, herramientas, componentes de automóviles y mucho más.
Negando ítems abiertos. Muchas tiendas ahora niegan por completo la habilidad de devolver productos abiertos. OfficeMax, por ejemplo, no aceptará la devolución de una camera digital u otro producto electrónico si la caja esta abierta.

Otros lo aceptan, pero solo reembolsan el 50 por ciento del precio de compra, que para cualquiera devolviendo es casi igual a negarlo por completo.

Plazos cortos.


Algunas tiendas han limitado el plazo para devolver algo a 14 o hasta 7 días después de la compra. Después de este plazo, ya no se puede devolver.

Can tantas tácticas siendo usadas, no queda mas remedio para el consumidor que “armarse con información”. Antes de comprar regalos en cualquier tienda, pregunte si usan estas tácticas y pida ver la política sobre devoluciones.

Si cree que exista una gran probabilidad de querer devolver algo, antes no compre en tiendas con pólizas estrictas.