Trabajar desde su casa

Más de 75 millones de personas alrededor del país trabajan desde sus casas por lo menos 1 día a la semana.

Esto representa un porcentaje enorme de la fuerza laboral del país.

Muchas de estas personas son emprendedores que han decidido lanzar su propia empresa y para evitar el gasto de alquilar una oficina hacen su casa la oficina. Pero también hay muchas empresas que permiten que los empleados trabajen desde sus casas. Por ejemplo la aerolínea JetBlue no tiene un centro de atención al cliente; sino todos los agentes de reservaciones trabajan desde sus casas. Ellos hacen esto porque se ahorran el gasto de tener que montar una oficina. Los empleados lo prefieren porque no tienen que gastar tiempo y dinero yendo a la oficina para hacer un trabajo que pueden hacer perfectamente bien desde su casa.

Si esta considerando montar una oficina en su casa o tomar un trabajo que le da esta opción, considere estos consejos de antemano para evitar problemas que le puedan perjudicar profesionalmente:

Crea un espacio físico aparte para su oficina.

La idea es dedicarle un cuarto completo, pero si no tiene tanto espacio y tiene que compartir su oficina con la sala o una recamara, entonces use cortinas o algo semejante para crear un espacio privado y aparte. Es importante que su familia entienda que cuando está ahí está trabajando y no deben interrumpirlo.

Instale una línea telefónica exclusiva para su negocio con su propio número.

No es profesional compartir la línea con su familia ya que niños chicos u otros pueden contestarla. El mensaje de la contestadota debe ser profesional y corto, por ejemplo: “Se ha comunicado con Pedro Martínez de Martínez and Associates. Deje un breve mensaje y le devolveré la llamada cuanto antes. Muchas gracias.”

Apunte y cumpla metas cada día.

Cuando uno trabaja desde la casa es demasiado fácil perder la concentración. Para evitar que pase esto, debe identificar por lo menos 3 metas que va a cumplir cada día y no dejar de trabajar hasta cumplirlas.

Aprenda a manejar su tiempo de una manera eficiente y productiva.

Durante una semana, anote absolutamente todo lo que hace y cuanto tiempo le toma. Al final de la semana analice en que invirtió su tiempo. La mayoría de su tiempo debe dedicarlo al proceso de ventas. Sin ventas el negocio no crece. Muchas personas que trabajan desde la casa (especialmente si trabajan solos) le dedican la mayoría de su tiempo a temas administrativos o tratando temas de clientes actuales.

Estas cosas son importantes, pero lo más importante es vender, vender, vender.